La Araucanía cerró 2020 con un 9,7% de desocupación

87

Foto: Contexto

La tasa de desocupación en La Araucanía cerró 2020 con un 9,7% la más alta en 10 años, mostrando los efectos del Covid-19 sobre el mercado laboral regional, que trajo varios récords negativos dejando a 2020 como el de peores registros en indicadores de empleo de la última década. La tasa de desocupación regional de 9,7% se tradujo en un total de 37.470 personas desocupadas; aumentando en comparación a 2019 cuando el total de desocupados alcanzó las 33.050 personas (incremento de 4.420 desocupados, equivalente a 13,4%).

Otro indicador que acusó recibo de la crisis laboral en 2020 fue la participación laboral (número de personas en la fuerza de trabajo expresado como porcentaje de la población en edad de trabajar) que terminó el año en un 48,4% la menor registrada desde 2010. Esto significa que, durante 2020, del total de personas en edad de trabajar, apenas el 48,4% (es decir, menos de la mitad) se encontraba participando en el mercado del trabajo como ocupado o desocupado. Lo anterior significa un grave retroceso en inserción laboral, que ubicó a La Araucanía en 2020 como la región con la participación laboral más baja del país.

Las perspectivas para 2021 son conservadoras para el primer semestre y estarán condicionadas en parte al avance y control del Covid-19 y a las medidas de restricciones sanitarias que permitan la actividad económica y productiva. Para el segundo semestre se observa un mejor panorama conforme a la evolución de un escenario base central de progresivo retorno a las actividades.