Diversas manifestaciones a lo largo del país marcaron el aniversario del 18-O

109

Foto: emol.com

Lo que partió como una pacífica manifestación al cumplirse un año del 18 de octubre principalmente en la Región Metropolitana y en otros puntos del país, terminó con graves desórdenes, dos iglesias quemadas, saqueos y enfrentamientos entre manifestantes y Carabineros.

El epicentro en la capital fue la Plaza Baquedano donde desde las 10:00 de la mañana comenzaron a reunirse personas. Ya para eso de las 19:00 eran miles y justamente ahí fue donde se produjeron los incidentes más graves, provocados por descolgados de la manifestación, quienes incendiaron la iglesia de Carabineros y la Parroquia de la Asunción, cuya cúpula envuelta en llamas se convirtió en la imagen recogida por medios nacionales e internacionales.

A lo anterior se sumaron robos en locales comerciales, saqueos a tiendas y la destrucción de propiedad pública y privada.

Tras esto, el ministro del Interior, Víctor Pérez indicó que se pudo resguardar la infraestructura crítica, sin embargo, lamentó que 22 carabineros quedaran heridos.

Finalmente, el secretario de Estado llamó a la ciudadanía a manifestarse en las urnas el próximo 25 de octubre y a dejar de lado la violencia.

El Ministerio Público informó que a un año de la crisis social ha formalizado a más de 5 mil personas por diversos delitos cometidos en este contexto.

De ellos, 648 se encuentran en prisión preventiva, mientras que otros 725 ya fueron condenados, la totalidad de los imputados se relacionan con los atentados perpetrados en contra de estaciones del Metro de Santiago, saqueos, incendios, porte o tenencia de artefactos incendiarios, desórdenes públicos y violencia institucional.

Sobre esto, los saqueos registran la mayor cantidad de imputados formalizados, alcanzando un total de 4.004 personas.

Respecto de la violencia institucional, más de 8 mil personas denunciaron delitos cometidos por agentes del Estado, en la actualidad 4.681 causas relacionadas a esta temática se encuentran vigentes.

A la fecha ya se han formalizado a un total de 75 personas por delitos relativos a violaciones a los Derechos Humanos, de los cuales 25 se encuentran en prisión preventiva y sólo un imputado ha sido condenado.